Ú

¿U tan aquelles manes,

venes de raigañu,

y aquelles sonrises

coloraes d’antañu,

aquellos güeyos duces,

aquel perdíu enfotu…

Na medrana les yerbes,

nel mio corazón llentu,

robaes nestes rises,

nesti vidru rotu,

nestes fines uñes,

nesti terciopelu roxu?

Enol G. Vigil

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s